Directorio de Proveedores para Hoteles y Restaurantes, Cafeterías y todo tipo de establecimientos de hostelería

Trabajar efectiva y eficientemente

Usted está aquí::|||Trabajar efectiva y eficientemente

Trabajar efectiva y eficientemente. Consejos sobre los empleados. Hostelería Ecuador Trabajar efectiva y eficientemente.

Trabajar como camarera o camarero podría ser un torbellino, ya seas un miembro experimentado del personal o recién hayas entrado a esta industria. Tómate un tiempo para leer el presente artículo y reflexiona sobre las mejores prácticas.

Trabajar como camarera o camarero podría ser un torbellino, ya seas un miembro experimentado del personal o recién hayas entrado a esta industria. Tómate un tiempo para leer el presente artículo y reflexiona sobre las mejores prácticas de esta ocupación cuando no estés en medio de un turno muy atareado. Si te esfuerzas por mejorar tu servicio, las sonrisas de los clientes, la satisfacción de tu empleador y el dinero en el tarro de propinas serán más y más.

Tu presentación siempre deberá ser impecable. 
Si usas uniforme, asegúrate de mantenerlo en condiciones excelentes (planchado, sin manchas y limpio). Si no lo usas, ponte ropa ligeramente formal y bien cuidada. Así, los clientes tendrán una mejor primera impresión y tu jefe estará contento. Revisa tu aspecto físico periódicamente en caso de que te veas desaliñada o hayas manchado el uniforme con algo sin darte cuenta.

Tus uñas deberán estar limpias y debidamente cortadas.
Ponte unos zapatos que se vean bien (no zapatillas) y llévalos bien amarrados. Nunca te pongas sandalias.

Abstente de echarte perfume o colonia, pues algunos clientes podrían ser alérgicos a esos aromas. Asimismo, procura no fumar antes del trabajo o durante el receso, porque podrías terminar con un olor detestable.

Tus joyas y maquillaje deberán ser sutiles y discretos.

Conoce el menú al dedillo. 
Estar familiarizada con todos los platillos del menú te ahorrará mucho tiempo y molestias a la hora de los pedidos. Si es necesario, estudia el menú en tu tiempo libre para evitar errores y pedidos lentos.

Familiarízate con cada opción para cada pedido. Si algún cliente pide un sándwich, deberás conocer los panes disponibles, las guarniciones que vienen con el sándwich y la manera cómo expresar esas preguntas de manera clara.

Infórmate sobre los platillos que contengan carne, lácteos y alérgenos comunes, tales como maní. Tendrás que estar lista para sugerir alternativas semejantes para aquellos clientes que no pueden comer dichos ingredientes.

Familiarízate con las especialidades del día antes de cada turno de trabajo.

Sugiere compras adicionales. 
Con cortesía, pregúntale al cliente si quisiera una bebida, una guarnición o agrandar su pedido. La administración del restaurante te agradecerá por hacerlo y a medida que tus clientes compren más, más abundantes serán tus propinas.

Conoce los licores que son costosos y de alta calidad. Cuando algún cliente pida un trago, sugiérele alguno.

Pregúntales siempre a los comensales si les gustaría tomar un aperitivo.
Nunca seas insistente ni engañosa.
Preséntale la opción al cliente cortésmente, pero no mientas diciendo que es un plus gratuito.

Haz varias tareas a la vez.
Tu turno será mucho más sencillo si logras realizas tres tareas en un solo viaje de ida y vuelta a la cocina. Lleva los platos vacíos de las mesas cada vez que vayas a la cocina. Llena una bandeja cuando varias mesas quieran condimentos, bebidas o artículos similares en lugar de llevarlos uno por uno.

A menos que seas una camarera experimentada que recuerda perfectamente todas las tareas, anota inmediatamente los pedidos y haz notas adicionales si tienes que recordar hacer algo al cabo de cinco o diez minutos.

Administra bien tu tiempo. 
Mantente al tanto de cuánto tiempo ha pasado desde que pasaste por cada mesa y familiarízate con el tiempo de cocción de cada platillo. Ve a cada mesa después de que hayan terminado sus platos. Muévete enérgicamente, pero no corras y trata de mantener un paso constante para que todo vaya sobre ruedas.

Transmite tu conocimiento de camarera al cliente. Si alguien pide un filete bien cocido, infórmale que tomará más tiempo. Si se acaba de terminar la sopa y el cocinero tiene que preparar otra, infórmale cuánto tiempo demorará y sugiérele otra alternativa

Revisa la comida antes de llevarla al cliente. 
Principalmente cuando haya pedidos especiales, podrás ahorrarle a todo el mundo un dolor de cabeza asegurándote de que el pedido sea el correcto antes de llevarlo a la mesa.
Si el pedido no es el esperado, infórmaselos a los chicos de la cocina y a los clientes. Discúlpate por haber tomado tanto tiempo y, si lo permite al restaurante, trata de darles un platillo con descuento o algo extra para compensarlo.

Anticípate a los pedidos más comunes.
La mayoría de clientes querrá comer su hamburguesa con kétchup. Los niños tiran los cubiertos con frecuencia. Cuando ya conozcas los pedidos más populares según los platillos y clientes, llévalos a la mesa con anticipación. Así ahorrarás tu tiempo y el de los clientes, además se sentirán bien atendidos.

Si tienes un mandil con bolsillo, podrías guardar cubiertos, bolsitas de condimentos y servilletas extra.

No dejes que una mala propina arruine tu turno. 
Nunca te quejes con el cliente por haber recibido una mala propina, por más excelente que haya sido tu servicio. Además de correr el riesgo de ser despedida, podrías ganarte la fama de ser la que siempre se queja, lo cual creará malas relaciones con los demás miembros del personal de camareros.

Algunos nunca dan buenas propinas independientemente del servicio. Otros no tienen el dinero suficiente para la propina o quizá provengan de un país donde dar propina no sea una práctica tan habitual.

Nunca te sientes sin hacer nada. 
Si no hay clientes que atender, ¡ponte a limpiar! Siempre hay trabajo que hacer en un restaurante. Demuéstrale a tu jefe que eres capaz de tomar iniciativa y trabajar duro.
Si tus mesas actuales no necesitan que las atiendas, observa también a los demás clientes. Algunos podrían estar llamando a una camarera por un pedido pequeño que podrás traer sin ofender al personal de camareros.

2017-03-08T16:40:26+00:00