Tendencias en hostelería. Consejos sobre el exito en hostelería. Hostelería EcuadorTendencias en hostelería. Renovarse o morir

La hostelería nunca fue ajena a las modas, pero en los últimos años estas tendencias de mercado imponen una férrea tiranía.

La realidad demuestra que los operadores que no son capaces de incorporar estas demandas a su oferta corren el riesgo de ser excluidos. Repasamos algunas de las de mayor impacto para todos aquellos que quieran seguir en el mercado.

La hostelería fue uno de los sectores que vio asomar las fauces de la crisis con mayor anticipación. Una crisis que ha vuelto más exigente a un consumidor al que ya no todo le vale: adiestrado y selectivo a la hora de cubrir sus necesidades y con una clara orientación al factor precio, lo que no implica renunciar a las nuevas experiencias.

Este nuevo escenario ha convertido a restaurantes, bares y cafeterías en negocios con una gestión sofisticada, siempre alerta frente a la gestión de costes, el uso de nuevas tecnologías, la promoción y, ¡cómo no!, las nuevas tendencias.

Innovar desde el producto:

  1. La hamburguesa. La estrella hostelera en los últimos años. Son muchas las cadenas y negocios que han descubierto que la primera generación de ecuatorianos alimentada al calor de las grandes multinacionales americanas del sector estaba preparada para degustar la hamburguesa en formatos más cuidados. Y lo que es más importante, a pagar un poco más por una comida hasta ahora enmarcada en el segmento bajo de la pirámide de consumo. Las interpretaciones han sido muchas y algunas muy exitosas, podemos citar las cadenas de franquicia que apuestan por la ambientación de diner americano de los años 50 .
  2. Pasta fresca. Fácil y rápida de cocinar, versátil en su preparación, transportable y barata: ¿alguien da más? A la espera de confirmar si la pasta fresca repetirá el boom de la hamburguesa, son numerosos los proyectos que operan o lo harán en breve con este producto como oferta estrella. Destacan las enseñas que apuestan por un formato take away en unos originales envases como solución a una rápida comida o tentempié. Un tipo de negocio que exige ubicaciones muy estratégicas.
  3. El frozen yogurt. Hoy es difícil pasear por el centro de alguna de nuestras ciudades y no ver algún local especializado en yogur helado. Cadenas han cruzado, y superado, el medio centenar de establecimientos en poco más de dos años de funcionamiento de un producto que todavía no ha explorado otras vías como el formato corner.
  4. La pizza. Una de las especialidades más apreciadas por los ecuatorianos ha encontrado en su venta al corte (en porciones) una rentable reinvención.
  5. El vodka. Siguiendo la exitosa estela de las ginebras y su combinado más popular, el gin tonic, la bebida de los zares pide paso. Queda pendiente por confirmar su tirón popular pero, de momento, es omnipresente en las fiestas más chics.
  6. Los cupcakes. Sus vistosas presentaciones los ha convertido en los dulces de moda. Aunque hay emprendedores que han apostado por crear negocios consagrados a estas magdalenas americanas, lo habitual es encontrarlo en conceptos de cafeterías más o menos ortodoxas y combinados con otros productos en auge como rosquillas tipo donuts, batidos y zumos.

Innovar desde la Gestión

  • La hostelería low cost. Desde que este fenómeno arrancó en el sector de las aerolíneas, la filosofía del bajo precio se ha adaptado a todas las actividades, y la hostelería no iba a ser la excepción. Una de las experiencias más exitosas ha sido la de las cartas monoprecio, así como los formatos “all you can eat” de una amplia selección de carnes a precio fijo.
  • Nuevas presentaciones. Se trata de sorprender al cliente con una reinvención del producto de siempre, desde vasos térmicos para el café de la oficina a los exitosos cubos de cinc, que con sus cinco quintos de cerveza helados al precio de 1 dolar han triunfado en nuestro país. Una apuesta que, por otro lado, representa, como ninguna, el potencial de colaboración entre la industria de la alimentación y la hostelería.
  • Formato chalé. El free standing, en su denominación americana, ya no es patrimonio exclusivo de clásicos como McDonald’s o Burger King. Son varias las cadenas que apuestan por levantar estos edificios en zonas de gran tránsito residencial y comercial en las afueras de las grandes ciudades.
  • Más servicio. Diferentes canales de pedido a través de Internet y/o redes sociales, pagos por smartphone, entrega de comida a domicilio, tarjetas de fidelización, amplios horarios de apertura (incluidas las 24 horas), servicio desde el auto… Los operadores más ágiles del mercado no dejan de incorporar servicios a su oferta para llegar y relacionarse de la forma más directa con sus potenciales clientes.
  • Un combinado perfecto. Una tendencia muy consolidada en los mercados europeos y americanos que apuesta por acompañar con una cafetería o restaurante cualquier otro tipo de negocio. Las combinaciones son infinitas, desde moda o decoración a más insólitas como galerías de arte.
  • Desde el exterior. Los food trucks son quizá una de las tendencias más novedosas llegadas desde EE.UU. en los últimos años. Un país en donde no dejan de proliferar ofertas de cuidada gastronomía preparada y servida desde vehículos especialmente acondicionados. Empresas veteranas como la neoyorkina Gandolfo’s han apostado por el food truck como fórmula de crecimiento e incluso existe una guía especializada en Zagat.Los bares de encuentro para los amigos de las mascotas empiezan también a ser populares, en este caso en Centroeuropa.